Formas de reciclar el material informático

La opción principal de reciclaje es la donación o la venta de estos materiales, hay varias organizaciones que solicitan estos materiales porque les son útiles. También es posible la devolución de estos productos a sus empresas de fábrica y ellos podrán reutilizarlos o verán cuál es la mejor función posible para estos materiales.

Las instalaciones de tratamiento someterán a los materiales informáticos a un proceso de reciclado. En este será incluida la retirada de todos los tipos de fluidos y podrán ser tratados de todos los diferentes componentes y materiales. Estos materiales serán denominados compuestos de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE)

Cuando un RAEE proviene de su hogar

Podrá ser entregado cuando quieras deshacerte de él, para que así pueda ser gestionado de forma correcta. La entrega del material será totalmente gratuita.

Si adquirieras un nuevo producto que realizara las mismas funciones o fuera del mismo tipo al que vas a desechar, podrías entregarlo en el mismo momento de la compra al distribuidor.

Cada localidad debe gestionar y tener sus propios puntos limpios para la recogida de los residuos; estas localidades pueden gestionar y crear sus propios puntos limpios para la recogida de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos de cada vivienda.

Cuando un RAEE no proviene de su hogar

El fabricante es el responsable de la gestión de cada uno de sus residuos. Estos fabricantes establecerán puntos para recoger de forma selectiva los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos que no provengan de particulares.

A través de una serie de acuerdos, estas localidades y sus agrupaciones pueden adquirir los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos que no vengan de particulares, de forma totalmente gratuita. Esta recogida se hará de forma diferente a la de otros tipos de residuos de la ciudad.

Las sustancias y componentes siguientes serán los residuos que podrán recogerle de su hogar:

– Condensadores que lleven una serie de compuestos organoclorados (policlorobifenilos).

– Todos los componentes o RAEE que lleven mercurio

– Pilas y acumuladores.

– Tarjetas de circuitos impresos.

Recogida de cartuchos de impresora (cartuchos de tóner, de líquido o pasta).

– Plásticos que contengan materiales ignífugos.

– Residuos de minerales metamórficos (amianto).

– Tubos que contienen rayos catódicos.

– Clorofluorocarburos (CFC), hidroclorofluorocarburos (HCFC), hidrofluorocarburos (HFC), hidrocarburos (HC) y amoníaco (NH3).

– Lámparas de gas.

– Pantallas de cristal líquido.

– Componentes que contengan fibras cerámicas refractarias.

Está prohibido fragmentar, prensar o compactar algunos residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, los cuales no se hayan sometido anteriormente al tratamiento o procedimiento que proceda, porque esto podría suponer un gran peligro, como liberar sustancias tóxicas para el medio ambiente.

Una vez que hayan sido retirados todos los componentes que sean peligrosos de cada uno de sus residuos, se adquirirán las partes de los materiales que pueden ser valorados y que dependerán de la capacidad de la instalación en la que se realice.

Lasercart es una forma de reciclaje que se basa en la recogida de cartuchos de impresoras tóner y de tinta, una forma muy eficiente de reciclar estos productos.

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR