¿Conoces las ventajas de tener tu empresa en la nube?

Informática en la Nube

En la actualidad, atendiendo al progreso de Internet y a la implementación progresiva de dispositivos que agilizan los procesos de trabajo, disponer de un servicio de informática en la nube acaba resultando no solo conveniente, sino absolutamente imprescindible.

El cloud computing es un modelo de negocio que incluye los servicios de almacenamiento y acceso a la información, comunicación constante entre diversos equipos o dispositivos, servicios de aplicaciones y otro tipo de servicios más específicos.

La informática en la nube o cloud computing es una tecnología a la que te has ido acostumbrando poco a poco al almacenar tus archivos en servicios de Internet, como documentos o música almacenada, por ejemplo, en Google Drive, Dropbox o Onedrive.

Más importante y útil, si cabe, resulta un servicio de estas características en el ámbito empresarial: sus potencialidades condicionan de manera decisiva la capacidad de adaptación de un negocio a los constantes cambios de su entorno.

Ventajas del cloud computing

La informática en la nube otorga a la empresa una serie de ventajas que, de otro modo, no obtendría nunca recurriendo solo de manera local a los equipos informáticos:

Almacenamiento ilimitado: los centros de datos que se ofrecen son prácticamente ilimitados y siempre susceptible de ser aumentado progresivamente, gracias a la mejora continua de la tecnología.

Acceso a copias de seguridad: la información, siempre almacenada en la nube, es accesible desde cualquier dispositivo, lo que no afecta a los datos en caso de avería o incidentes en ordenadores individuales o en toda la red local. Además, estos servicios incluyen copias de seguridad que te garantizan el respaldo de los datos.

Sistema escalable de servicios: te permite pagar por los servicios que quieras cuando exclusivamente los necesites, por ejemplo, solicitar la ampliación de la capacidad de almacenamiento durante algún periodo determinado en el que necesites manejar muchos datos.

La movilidad: gracias a la independencia absoluta de tus dispositivos, cualquier persona de la empresa, que esté autorizada y necesite acceder a la nube, podrá hacerlo con el navegador de red de cualquier ordenador o dispositivo que esté a su alcance. Esto te favorece en la sinergia de los procesos empresariales, además de los ahorros de tiempo y energía que supone.

Se optimizan los recursos: el personal puede despreocuparse de los aspectos técnicos relacionados con el tratamiento de los datos para centrarse en otras labores.

Reducción de gastos y tiempos

Como ves, la fortaleza más destacable del cloud computing radica en el ahorro económico y la optimización de los recursos, especialmente, el valioso tiempo:

Reducción de los costes: te permite pagar exclusivamente por lo que necesitas en cada momento, por lo que no tendrás que adquirir nuevos equipos o servicios de software adicionales. Ahorrarás en mantenimiento y energía. Evitarás la contratación de proveedores.

Reducción de tiempos: dada la paralelización de los procesos, la empresa puede reducir los tiempos de desarrollo en los procesos de manejo de datos de gran volumen. Además, es un servicio por el que también puedes pagar solo cuando sea indispensable.

En definitiva, el almacenamiento en la nube integra los procesos y dota de mayor flexibilidad a cualquier empresa para afrontar futuros retos.

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies